Objetivos

Uno de los principales objetivos del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, A.C. (IMCP), es fomentar el prestigio de la profesión de Contador Público, difundiendo el alcance de su función social y vigilando que la misma se realice dentro de los más altos estándares de responsabilidad, idoneidad, moral y competencia profesional en el cumplimiento y respecto de las disposiciones legales relacionadas con su actuación.

La normatividad del IMCP y la incluida en otras disposiciones de observancia general, emitidas por diversas autoridades, requieren que los Contadores Públicos y las Firmas a las que pertenezcan, tengan políticas y procedimientos de control de calidad para los servicios profesionales que prestan y que estas políticas y procedimientos estén sujetos a un proceso de revisión continua. Para lograr esto, se emite esta Norma de Revisión del Sistema de Control de Calidad aplicable a las Firmas de Contadores Públicos que desempeñan auditorias y revisiones de información financiera, trabajos para atestiguar y otros servicios relacionados (NRCC).

Por tal motivo, el IMCP ha constituido la Comisión Técnica de Calidad (la Comisión Técnica o CTC) y la Comisión Administradora de Calidad (la Comisión Administradora), cuyo objetivo general es vigilar y controlar, en beneficio de la sociedad, que las Firmas asuman las políticas y procedimientos profesionales de control de calidad mencionados en el artículo 1.01 anterior. Ambas comisiones dependen de la Vicepresidencia de Calidad de la Práctica Profesional y sus respectivas responsabilidades se describen en los Capítulos III y IV de esta Norma.

Para efectos de esta Norma, se entenderá por normatividad, a la emitida por el IMCP en materia de control de calidad en sus Boletines de Normas de Auditoría y Normas para Atestiguar, la Norma de Control de Calidad denominada: Control de Calidad Aplicable a las Firmas de Contadores Públicos que Desempeñan Auditorías y Revisiones de Información Financiera, Trabajos para Atestiguar y Otros Servicios Relacionados (NCC); así como, todas aquellas disposiciones en esta materia emitidas por diversas autoridades que le sean aplicables de acuerdo con el trabajo desarrollado.

Esta Norma está basada en el principio de que un sistema que incluye un proceso de vigilancia continua y de actualización profesional, es la manera más efectiva de obtener un desempeño de alta calidad en el desarrollo de las actividades de los Contadores Públicos y su propósito es el de establecer un mecanismo que permita al IMCP comprobar que los Contadores Públicos dedicados a la práctica profesional de la contaduría pública independiente y que prestan sus servicios a través de una Firma, cumplan con las normas a las que se hace referencia en el artículo 1.03, anterior. Para este efecto las Firmas deberán entregar al IMCP, a más tardar el 30 de junio de cada año, una manifestación de cumplimiento con la NCC.

Esta Norma tiene por objeto establecer las actividades que los socios miembros de los Colegios Federados en el IMCP, a través de sus Firmas, deben llevar a cabo para cumplir con la NCC.

Los Colegios Federados y el propio IMCP deberán realizar actividades para promover, facilitar, vigilar y controlar su cumplimiento.

El IMCP reconoce la existencia de organismos revisores del control de calidad de las Firmas, que funcionan con total independencia de las mismas, por lo que aquellas Firmas que demuestren que han sido revisadas y/o estén sujetas a revisiones por este tipo de organismos, estarán exentas de las revisiones que establece esta Norma. El IMCP a través del Vicepresidente de Calidad de la Práctica Profesional, publicará los nombres de los organismos revisores independientes reconocidos, para efectos de esta Norma.

El cumplimiento de esta Norma, por parte de todos los socios del IMCP, a través de sus Firmas, será de carácter obligatorio y entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2011.