¿Qué hacer cuando se obtienen conclusiones negativas respecto a un trabajo revisado?

[Ref. 5.18]

Si el equipo revisor obtiene conclusiones negativas respecto a los puntos incluidos en el artículo anterior, el jefe del mismo debe informar de inmediato al socio responsable del trabajo revisado. La Firma revisada debe investigar el asunto que cuestiona el equipo revisor y determinar qué acción debe tomarse, en su caso.

La Firma revisada debe informar al jefe del equipo los resultados de su investigación y documentar las acciones tomadas o que se planean tomar o las razones por las que no se requiere tomar acción.

Si la Firma revisada considera que puede respaldar su informe previamente emitido, y el equipo revisor continúa con su presunción de que puede existir una falla importante en la obtención de conclusiones apropiadas en la aplicación de las normas profesionales, deberá hacerse una consulta a la CTC.

En caso de prevalecer la discrepancia, la Firma revisada podrá solicitar una opinión a la Comisión de Auditoría de la Región a la que pertenezca el Colegio de la Firma revisada, la cual servirá de apoyo para la elaboración del informe que finalmente se enviará a la CTC. La Comisión Administradora designará a un tercero para que actúe como árbitro a solicitud de la Firma revisada.

El equipo revisor debe considerar también, si es necesario ampliar el alcance de la revisión, seleccionando trabajos adicionales para determinar las causas de desviaciones importantes de las normas profesionales.